Skip to main content

European Education Area

Quality education and training for all

Políticas basadas en datos

Hacia una base empírica para la política lingüística

Para garantizar la elaboración de políticas pertinentes e iniciativas eficaces, la Comisión Europea está creando una base empírica en el ámbito de la política lingüística. Utilizando las fuentes de datos disponibles, la Comisión se mantiene al corriente de la evolución del aprendizaje y la enseñanza de lenguas.

La Comisión colabora con Eurostat, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para recopilar y analizar datos sobre la enseñanza de idiomas en Europa. A partir de esta base se están creando para toda Europa indicadores y baremos fiables de las competencias lingüísticas.

Las Cifras clave de la enseñanza de lenguas en los centros escolares de Europa, que publica periódicamente la red Eurydice, también proporcionan información importante sobre la situación nacional.

¿Qué está haciendo la UE para fomentar una formulación de políticas basadas en datos?

La Comisión Europea consolida su base empírica en el ámbito de la política lingüística especialmente mediante el seguimiento periódico. El seguimiento es esencial para ayudar a recopilar datos sobre los niveles existentes de conocimiento de una segunda lengua y para apoyar medidas destinadas a mejorar los resultados de las políticas e iniciativas que promueven el aprendizaje de idiomas.

El seguimiento periódico también informa de cómo influyen las variables demográficas, sociales, económicas y educativas en las competencias lingüísticas de cada Estado miembro y de la UE en su conjunto.

El indicador europeo de competencia lingüística representó el primer gran paso hacia el establecimiento de una base empírica sólida que apoya la formulación de políticas en el ámbito del aprendizaje de idiomas. El indicador reunió datos sobre las políticas y los programas lingüísticos para ayudar a los Estados miembros a mejorar los niveles nacionales.

La encuesta 2011-2012 sobre competencias lingüísticas en la UE (efectuada en 14 países miembros) indicaba que:

  • el 42% de los alumnos de 15 años participantes había alcanzado un nivel de "usuario independiente" en su primera lengua extranjera (B1/B2 según el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas)
  • el 25% había alcanzado ese nivel en una segunda lengua extranjera
  • el 14% de los alumnos ni siquiera tenía conocimientos básicos de una lengua extranjera.

Basándose en un conjunto de indicadores y valores de referencia acordados, la Comisión publica ahora el Monitor de la Educación y la Formación, un informe anual destinado a impulsar y fomentar una formulación de políticas basadas en pruebas en el ámbito del aprendizaje de idiomas. El Monitor pretende ilustrar la evolución de los sistemas de educación y formación en toda Europa y evalúa una serie de valores de referencia, indicadores, estudios y novedades políticas recientes. 

El objetivo del informe es proporcionar un marco para el debate entre los Estados miembros y las instituciones europeas dentro del marco estratégico para la cooperación europea en materia de políticas de educación y formación (ET 2020)